Relatos / Blog

A veces, la meta, no es tan importante como el recorrido.

Palomo

Palomo tiene el pelo blanco con aureolas negras alrededor de los ojos. También tiene manchas blancas en forma de nubes algodonosas en las orejas, que son al contrario que el cuerpo, negras y grandes, y están ligeramente caídas apuntando su puntita hacia el suelo. Su pelo no es ni largo ni corto, sino como loSigue leyendo «Palomo»

El majuelo

El cielo es hoy amarillo. No azul, ni gris, ni rojizo…, sino amarillo; y de un amarillo que parece que la tierra ha sido absorbida por el sol y se encuentra en su interior. Por ello, es imposible poder soportar el calor seco y abrasador sin estar a la sombra. Miro a mi abuelo. NosSigue leyendo «El majuelo»

Ilusión

Estaba sentado ya en su asiento, cuando el tren inició la marcha para su viaje de vuelta. Miraba por la ventanilla los paisajes, acercarse y alejarse…, pero no veía nada. Su mente aún seguía anclada en el andén, contemplando la tierna luz que irradiaban sus ojos, la calidez de su mirada, su permanente sonrisa, suSigue leyendo «Ilusión»

No estoy sola

Estoy sentada mirando el reflejo de la noche en el agua del rio que tengo delante. Es un río pequeño, pero en este lado de la ciudad se ensancha y parece más caudaloso.  La luna y las estrellas parece que tienen un brillo especial, y eso que hoy no hay luna llena. A mi alrededorSigue leyendo «No estoy sola»

AZUL Y VERDE (III)

(Continuando con las dos primeras entregas, R. y S. (que ya son Raúl y Selena) continúan su conversación en las hamacas de la playa. Raúl está sentado al borde de la suya y Selena está sentada  a lo largo de ella, con las piernas totalmente estiradas) –Por ejemplo, ahora tengo un libro – Raúl siguióSigue leyendo «AZUL Y VERDE (III)»

Toneladas de amor

El folio está en blanco. Lo miro como un pintor sin inspiración mira un lienzo vacío, pues soy incapaz de escribir algo coherente. Agacho la cabeza y la sujeto entre mis dos manos. Sobre los codos tengo apoyados los brazos en la mesa, para que, a su vez, sean el soporte de las manos queSigue leyendo «Toneladas de amor»

El equipo del cura.

Ha llegado el gran día. Patricio se viste rápido y mete en su bolsa de deporte todo lo necesario: botas, pantalón, camiseta, medias, espinilleras, botella de agua y su muñequera de la buena suerte. Luego se va a la cocina para desayunar. No tiene mucho tiempo, pero tiene hambre. En ese momento su padre entraSigue leyendo «El equipo del cura.»

AZUL Y VERDE (II)

Atendiendo a vuestras peticiones, os dejo otro pequeño relato con la continuación de Azul y Verde.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Sigue mi blog

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

A %d blogueros les gusta esto: